Madrid Best Photos | Edificio Metrópolis y Grassy
16129
post-template-default,single,single-post,postid-16129,single-format-standard,ajax_updown,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-15.0,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
 

Edificio Metrópolis y Grassy

Fotografias por Enrique Olivar

En la Intersección de la calle Alcalá con la Gran Via, se encuentra una de las fotografías más representativas de Madrid.


Destaca el Edificio Metrópolis, Inaugurado el 21 de enero de 1911, fue adjudicado por concurso y diseñado por los arquitectos franceses Jules y Raymond Février para la compañía de seguros La Unión y el Fénix.


A principios de los años 70, la compañía vendió el edificio a sus dueños actuales, la aseguradora Metrópolis. Los antiguos propietarios decidieron llevarse la estatua (por entonces elemento familiar del paisaje madrileño) a su edificio en el paseo de la Castellana. Finalmente, la estatua fue reemplazada por otra que representa la Victoria Alada, obra de Federico Coullaut Valera; el Fénix original se encuentra ahora en el jardín de la sede de la Mutua Madrileña, en el número 33 del paseo de la Castellana.


 

Hay réplicas de la obra de Saint-Marceaux repartidas por las principales capitales de España. En Madrid hay tres: una en el edificio que la aseguradora tuvo en el número 62 de Gran Vía; otra en el 32 de la misma calle, sobre el edificio que hoy ocupa Primark; y otra en el citado edificio de la Castellana, que acogió la sede principal de «La Unión y el Fénix» y que hoy pertenece a la «Mutua Madrileña».


Al lado se encuentra El edificio Grassy fue diseñado por el arquitecto español Eladio Laredo en 1916 como viviendas para D. Luis Ocharán Mazas.

En 1952 se establece el relojero suizo Alejandro Grassy en la planta baja y abre una tienda de relojería de alta gama, dando nombre popular al edificio debido al empleo de grandes anuncios en la fachada del edificio.

Durante décadas del siglo XX la fachada ha mostrado anuncios de relojes como Jaeger-LeCoultre, Audemars Piguet, Piaget y Baume et Mercier, todos ellos distinguibles al comienzo de la Gran Vía. En 1981 el Edificio Grassy fue inmortalizado por el pintor hiperrealista Antonio López en su cuadro titulado La Gran Vía.


A comienzos del siglo XXI se destaca un anuncio de la casa Rolex (una corona dorada). Desde esta misma época el inmueble alberga un museo dedicado a la relojería.


 Como curiosidad también tenemos en medio de la calle una replica en miniatura de La Gran Via.

Tags:
No Comments

Deja un comentario